Qué armario ignífugo es interesante para ti

Si quieres proteger tus documentos, objetos personales y demás del fuego, lo mejor es que utilices un
armario ignífugo. Este tipo de armarios está equipado con sistemas de protección contra el fuego y
logra evitar que los objetos que están guardados dentro se incendien.
Y es que, en el mundo, se produce un incendio en una empresa cada dos minutos: ¿querrías perder
documentos importantes, si pasa en la tuya? No dejes que toda la información sensible desaparezca,
ya que unas 7.000 empresas se ven afectadas por fuegos al año.
De ellas, 3/4 partes sufren daños por más de un millón de euros y un 80 % se declara en quiebra en
los años siguientes.
Los armarios ignífugos cumplen, además, otra función, que es la de evitar que los soportes se
degraden, según pasa el tiempo. La variación de temperatura, las condiciones de humedad, el polvo
o la luz van dañando los soportes de manera irreversible a lo largo de los años.
¿Cómo protegen los armarios ignífugos los objetos que están en su interior?
Para empezar, las paredes de estos armarios están fabricadas con materiales aislantes del fuego y
no combustibles. También incorporan juntas de dilatación que se expanden hasta veinte veces su
espesor inicial y sellan las pequeñas aberturas que puedan existir en puertas y conductos de
ventilación. Por último, en un armario ignífugo se encuentran sistemas automáticos de cierre de
puertas que llevan incorporados componentes termofusibles. Todos estos sistemas se pondrán en
acción cuando la temperatura ambiente supere los 50 grados centígrados.
¿Para qué sirven estos armarios?
Los armarios ignífugos tienen dos usos fundamentales: aislar el interior del armario del exterior y
proteger documentos y otros objetos sensibles. Cuando trabajamos con materiales altamente
inflamables, sirve para poder ponerlos a salvo antes de que el fuego los haga explotar, de manera
que los bomberos tienen tiempo para poder desarrollar su trabajo.
Como ya hemos explicado, cuando la temperatura de la sala donde se encuentra el armario supera
los 50 grados centígrados (cuando se produce un incendio, es la temperatura que alcanzan las salas
donde están las llamas), las puertas y los conductos de ventilación de nuestro armario se cierran de
manera hermética, lo que evita que las llamas se cuelen en su interior.
Clasificación de los armarios ignífugos
Los armarios ignífugos se clasifican según su Resistencia al Fuego (RF) y el número de minutos que
el interior del armario tarda en alcanzar los 180 grados Kelvin (15,30, 60, 90 o 120 minutos, por lo
general). Es importante saber cuánto podríamos tardar en sofocar un fuego donde se encuentre el
armario y decidir cuál es el mejor armario ignífugo para nosotros.
Y hay más: armarios ignífugos de seguridad
Estos armarios blindados ofrecen todas las medidas de protección que hemos mencionado
anteriormente y, además, protección contra robos (actúan como una caja fuerte en condiciones
normales).
Para poder ser descritos como tal, han de contar con cerraduras profesionales certificadas por la
normativa Europea EN1300 (de cerradura electrónica, con llave o por combinación).
Normas Europeas contra Fuego
Existen dos normativas europeas que certifican este tipo de armarios:
– EN 15659
Esta normativa se centra en los armarios y cajas fuertes que protegen documentos contra la
exposición al fuego de 30 a 60 minutos. Sabríamos el tiempo de resistencia al calor por los dígitos
que aparecen detrás de la certificación: EN 15659 LFS 30 P (30 minutos) o EN 15659 LFS 60 P (60
minutos).
– EN 1047-1
Además de proteger el interior del fuego, los armarios y cajas fuertes certificados con la norma
europea EN 1047-1 y sus cierres estancos también evitan que entren humo y agua de los sistemas
antiincendios instalados en la empresa.
Para que un armario o caja fuerte esté certificado con la EN 1047-1, deberá pasar los ensayos más
exigentes en el Institute of Material Testing at the University of Braunschweig (MPA): someten al
armario o a la caja fuerte a temperaturas equivalentes a 1090 grados centígrados durante dos horas y
luego los lanzan desde una altura de más de nueve metros a un suelo de grava y piedras (lo que
equivale a una caída desde un tercer piso).
En el mercado podemos encontrar diferentes versiones de cajas fuertes y armarios certificados con
esta normativa:
EN 1047-1 S30P – Protección para papel de media hora contra fuego, humo y agua.
EN 1047-1 S60P – Protección para papel de una hora contra fuego, humo y agua.
EN 1047-1 S120P – Protección para papel de dos horas contra fuego, humo y agua.
EN 1047-1 S30DIS – Protección para papel y datos de media hora contra fuego, humo y agua.
EN 1047-1 S60DIS – Protección para papel y datos de una hora contra fuego, humo y agua.
EN 1047-1 S120DIS – Protección para papel y datos de dos horas contra fuego, humo y agua.
¡Asesórate con profesionales y asegúrate de elegir el armario ignífugo que mejor se adapta a tus
necesidades!

Deja un comentario