¿Qué son las cajas de caudales? Semejanzas con las cajas fuertes y las cajas de seguridad

Las cajas de caudales tienen la misma función que las cajas fuertes, pero las primeras suelen ser de
tamaño más reducido, permitiendo asegurar bajo llave objetos pequeños de valor. Ofrecen múltiples
soluciones para diferentes necesidades: hogar, trabajo, automóviles, viajes, vacaciones, etc. Por
tanto, la finalidad que tienen las cajas de caudales es la misma que la de las cajas fuertes de gran
envergadura, pero en este caso se suelen emplear para transportar y guardar con mayor seguridad
dinero o pequeños objetos de valor.
Las cajas de seguridad, por su parte, son una alternativa eficiente en el caso de que no queramos
que nuestro dinero u objetos de valor se encuentren en nuestro domicilio o negocio, por lo que se le
busca una ubicación externa. También muchos hoteles ofrecen servicios que incluyen caja de
seguridad.
A las cajas de caudales también se les llama cajas de cobro y en muchos casos están destinadas a
establecimientos y comercios que venden directamente al público o bien tienen constantes
movimientos de dinero en efectivo, por lo que precisan de soluciones que garanticen la máxima
seguridad a la hora de operar y disponer del dinero en metálico. En función de las necesidades del
comercio o empresa, podemos encontrar una amplia gama de modelos y variantes de cajas de
caudales destinadas a la custodia de objetos de valor o dinero en efectivo. En este sentido, podemos
encontrar niveles más sencillos, como son las cajas de metal de pequeñas o medianas dimensiones,
que disponen de una cerradura que, por lo general, se acciona por una llave o por una combinación
simple de unos cuatro o cinco dígitos. Este tipo de cajas de caudales, por lo que respecta a su
seguridad básica, no son consideradas como cajas de seguridad o cajas fuertes.
A la hora de querer mover el dinero con seguridad de un destino a otro, por ejemplo, desde un
comercio a una entidad financiera, es muy recomendable recurrir a las cajas de caudales portátiles
que, en la mayoría de casos, ofrecen la posibilidad de anclarse debidamente junto a mostradores,
cajas registradoras y vehículos. Asimismo, para establecimientos más amplios, que necesitan contar
con elevadas cantidades de efectivo, existen las cajas de caudales antiatraco o cajas de
submostrador, las cuales están elaboradas para ser instaladas bajo las mesas y mostradores de
atención a los clientes. Generalmente, este tipo de cajas fuertes están divididas en dos módulos
independientes, uno en la parte de arriba, a modo de cajón deslizante donde se deposita el dinero en
efectivo para manejarlo con facilidad, y otra parte, a modo de compartimento de mayor capacidad,
con refuerzos en la puerta y una cerradura electrónica o de llave, según las necesidades o
preferencias.
Por otro lado, una variante de la clásica caja fuerte son las cajas tipo buzón, es decir, las cajas que
disponen de una ranura para facilitar la introducción de documentos, sobres o dinero en su interior sin
tener la necesidad de abrirlas. Esta clase de cajas son muy requeridas por pequeños y medianos
negocios que necesitan con regularidad custodiar cantidades no demasiado altas de dinero, evitando
tener que abrir la caja con tanta frecuencia.
Por ejemplo, en el ámbito doméstico, según los tipos de objetos que queramos que estén seguros y
dependiendo de su valor económico o sentimental, podremos elegir desde la gama más básica de
cajas fuertes (de volumen y peso reducidos) hasta las cajas más pesadas y con más elevados niveles
de seguridad. Otra alternativa son las cajas de seguridad camufladas, cuya protección se basa
principalmente en conseguir pasar completamente inadvertidas.
En el ámbito profesional, hay un gran número de soluciones que abarcan cualquier tipo de necesidad:
las citadas cajas de cobro para guardar dinero en efectivo, pequeñas cajas de seguridad para
habitaciones o recepciones de hoteles, soluciones para la protección de equipos informáticos, cajas
de caudales ancladas y portátiles o bien cajas fuertes que incorporan las últimas y más avanzadas
medidas de seguridad, destinadas a compañías y establecimientos selectos y de una elevada
exigencia.
Con más de treinta años ofreciendo soluciones de seguridad a más de 200.000 clientes, en TopCajas
Fuertes cubrimos las necesidades concretas de cada cliente, con el objetivo de que todos queden
satisfechos con nuestros productos. Trabajamos con las principales marcas nacionales e
internacionales del mercado, asegurando la máxima calidad y unas muy interesantes condiciones
económicas. En TopCajasFuertes no pretendemos ser una tienda virtual más, con un catálogo que
incluya infinidad de productos, a través del cual los clientes queden confusos. Nos basamos en
nuestra experiencia y hemos elaborado una exclusiva selección de cajas fuertes, ideadas para
satisfacer los requerimientos del cliente en cualquier circunstancia. Además, contamos con un equipo
profesional que realiza labores de asesoramiento a los clientes, partiendo siempre de la premisa de
ofrecer una excelente relación entre la calidad y el precio de todos los productos.

Deja un comentario