Cajas fuertes: precios y tipos

Los precios de las cajas fuertes varían de acuerdo a los materiales con que se hagan las mismas, las marcas de las cajas de seguridad y, por supuesto, el tipo de caja que se compre. Hay cajas fuertes baratas y hay otras que no son tan económicas. Más allá de solo pensar en ¿Cuánto me va a costar la caja fuerte que voy a comprar? Es importante que conseguir una buena relación entre el precio y la calidad del producto que adquiero. Ahí radica la diferencia entre hacer una buena compra o no.
Como se puede ver, todo depende de mis necesidades de seguridad y protección ¿qué es lo que voy a guardar en la caja de seguridad? A partir de ahí, ya puedo saber cuál es el tipo de caja fuerte que necesito y luego, puedo buscar cuál es el precio que se ajusta a mis necesidades y mi presupuesto. Aquí te expondremos los distintos modelos de cajas fuertes y los rangos de precios de cada modelo.
• Cajas fuertes de sobreponer: este tipo de cajas de seguridad son las más sencillas de instalar, ya que son cajas que tienen un cuerpo compacto y además, generalmente poseen un grosor homogéneo en sus paredes. Estas cajas, también llamadas de sobremesa no requieren de una instalación compleja y por lo general, tan solo se anclan por medio de tornillos en la base y los lados de la caja. Dependiendo de la marca y las características individuales de la caja, el rango de precios de este modelo pueden variar desde los 90 euros hasta los 3000 euros.
• Cajas fuertes para empotrar: este tipo de cajas está diseñado para que sean encastradas en la pared o en un muro que sea lo suficientemente resistente como para albergarla y ser revestidas de hormigón. El que sean revestidas les aporta mayor resistencia porque el cuerpo de este tipo de cajas no suele ser tan homogéneo y grueso como las de sobreponer. Sin embargo, contrario al modelo anterior, tienen la ventaja de que es posible ocultarlas. En este modelo de cajas fuertes, los precios pueden variar entre los 80 euros y los 3500 euros, dependiendo de la marca y las características específicas que se estén buscando.
• Armeros: estas son cajas de seguridad específicamente construidas para la guarda y custodia de las armas de fuego. Los armeros homologados deben cumplir con ciertos estándares de seguridad según la ley vigente y hay diferentes grados de seguridad que dependen de esta normativa de regulación. Por ejemplo, los armeros para armas cortas, requieren un mínimo de seguridad de Grado III y los armeros para armas largas, el grado I. Las cajas de seguridad para armas cortas suelen rondar los 600 y 3000 euros; y los armeros para armas largas pueden conseguirse entre los 200 y los 1500 euros.
• Cajas fuertes ignífugas: este tipo de cajas de seguridad especiales están diseñadas para proteger los documentos, o soportes informáticos y cualquier objeto de valor de los efectos y daños que podrían sufrir en caso de que ocurra un incendio. Este tipo de cajas también debe cumplir cierta normativa y además hay diferentes clasificaciones dependiendo de la resistencia que ofrezca frente a los daños del fuego. Por ejemplo, si la caja ofrece un tiempo de resistencia de 30 minutos, los precios en los que se puede adquirir una puede rondar los 100 y los 2700 euros. En caso de que ofrezca un tiempo de protección de 60 minutos, se pueden conseguir cajas de seguridad de este tipo en un precio que oscila entre los 250 y los 4000 euros. Y si el tiempo que se necesita es de 120 minutos hay modelos que van desde los 650 euros hasta los 9000 euros.

Como puede verse, los precios de las cajas fuertes varían dependiendo de los modelos, la resistencia, los materiales, tamaños y marcas. Todo dependerá de las necesidades que tengamos y el dinero que estemos dispuestos a invertir en la seguridad de nuestros objetos de valor.

Deja un comentario