¿Por qué tener cajas fuertes ignífugas?

Este detalle de las cajas fuertes es muy importante tenerlo en cuenta porque no todas las cajas de seguridad ofrecen protección de tus objetos de valor frente a los incendios. Antes de decidir comprar una caja fuerte debes tener en cuenta qué es lo que necesitas y cuáles son los riesgos a los que te enfrentas. A partir de ahí, podrás tomar una decisión más acertada sobre cuáles son las características que debe tener la caja de seguridad que es más apropiada para ti, para la seguridad de tus documentos, joyas, dinero o demás objetos de valor en tu hogar, oficina o negocio.
Las cajas fuertes ignífugas tienen la capacidad de soportar temperaturas muy altas y seguir protegiendo tus objetos, incluso frente a un gran incendio hasta que lleguen los equipos bomberiles que puedan apagar el fuego. Dependiendo de la resistencia que ofrezca cada caja de seguridad ignífuga, será el tiempo que esta resista ente el fuego.
Como ves, existen diferentes tipos de cajas fuertes ignífugas y dependiendo de lo que necesites proteger, te darás cuenta de cuál es la ideal para ti. Por ejemplo, los papeles comienzan a estropearse cuando dentro de la caja la temperatura se eleva a 150 grados centígrados. Sin embargo, si lo que van a guardar en el interior son materiales sensibles como cintas de vídeo, la temperatura dentro de la caja fuerte no podrá superar los 65 grados centígrados o perderemos todo el material. Por otro lado, aquellas cajas fuertes donde se vayan a guardar unidades ópticas (CD o DVD), así como también discos duros de ordenador, no deben superar en su interior los 50ºC o se pondrá en riesgo el material almacenado ahí.
Adicionalmente, muchas de las cajas fuertes ignífugas son además de ser resistentes al fuego, aportan gran resistencia a la humedad y al agua. Esto debido muchas de las cajas ignífugas tienen una característica que es la que le permite en muchos casos ser tan resistentes al fuego: el hermetismo.
Con el fin de conseguir el aislamiento apropiado de todos los objetos que se guarden en el interior de este tipo de cajas se seguridad, las mismas cuentan con un relleno de hecho de materiales que son altamente resistentes al fuego y que tienen puntos de fusión muy elevados. Algunos de los materiales que se utilizan para la fabricación de las cajas ignífugas son la perlita y la vermiculita.
La normativa europea que certifica y clasifica las cajas fuertes resistentes al fuego es la EN 1047-1 y los tipos de clasificación según los niveles de resistencia son los siguientes:
• S60P: 60 minutos (Papel)
• S120P: 120 minutos (Papel)
• S60DIS: 60 minutos (Soportes informáticos)
• S120DIS: 120 minutos (Soportes informáticos)
Por otra parte, también existen las normativas homólogas escandinava y americana. Todas estas normativas estableces que las cajas de seguridad deben pasar ciertos ensayos de resistencia y luego es que se identifica el nivel de protección que ofrece cada caja.
La normativa escandinava es la NT FIRE 017 y establece las siguientes clasificaciones:
60 Paper: 60 minutos (Papel)
120 Paper: 120 minutos (Papel)
60 Diskette: 60 minutos (Soportes informáticos)
120 Diskette: 120 minutos (Soportes informáticos)
Por otra parte la normativa americana UL 72 establece los siguientes niveles de resistencia:
Class 350 1/2 Hour: Texto en subíndice30 minutos (Papel)
Class 350 1 Hour: 60 minutos (Papel)
Class 350 2 Hours: 120 minutos (Papel)
Class 125 1 Hour: 60 minutos (Soportes informáticos)
Class 125 2 Hours: 120 minutos (Soportes informáticos)
Como se puede ver, ya sea de la normativa que sea, en lo que se refiere a las cajas de seguridad ignífugas hay diferentes niveles de resistencia y la decisión más acertada sobre cuál es la que debes adquirir, dependerá principalmente de qué es lo que vas a guardar dentro de ella, con el fin de que puedas resguardarlo de manera óptima y que no solo esté protegida contra posibles robos sino que esté seguro incluso frente a la humedad y el fuego.

Deja un comentario